Productos “Pandarribles”

¡Buenas tardes chicas!

Febrero ha sido un mes de descubrimientos bárbaros. Aunque algunos productos han sido un tanto decepcionantes. Y ya sabéis lo que dicen, a veces es mejor malo conocido que bueno por conocer (eso sí, de buenos nada).

Hombre, también dicen que quien no arriesga no gana…  Bueno, dejando a un lado los refranes, vayamos al lío.

Como ya sabéis mi obsesión por los productos para el pelo es un tanto preocupante. En este Post os enseño un producto que no me ha gustado absolutamente nada.

CIMG0355 El aceite extraordinario de L’OREAL. Quién le pusiera este nombre al producto no sabía lo que estaba haciendo. O eso, o que no lo había probado seguro.

Dicen que tienen 1001 usos.  Pues que venga alguien y me los cuente porque yo no he encontrado ni uno. Bueno uno sí, pero para el caso, como si no lo tuviera.

Cuando lo compré (hace un año) me dijeron que lo  aplicara cuándo terminara de hacerme mis peinados y me daría un brillo espectacular. Y no mentían, espectacular fue. Me lavé el  pelo, lo deje secar, me hice unos rizos magníficos con  mis tenacillas y apliqué el producto.

Odio llegar tarde. De hecho suelo llegar casi siempre unos 10 minutos antes. Ya sabéis, por cortesía de no hacer esperar a las personas y hacerles perder el tiempo.

Como os decía, aplique el producto (dos gotitas insignificantes), y ¡VOILÁ! Mi pelo no es que pareciera sucio como si llevara una semana sin lavarlo, no, es que se me quedaron  mechones aplastados. Os podéis imaginar, casi me da un infarto.

No lo tire por pena, pero poco me falto.

Rencores aparte y leyendo  sobre los “1001 usos”, decidí darle una segunda oportunidad.  Esta vez como mascarilla. Antes de lavarme el pelo lo utilicé de medios apuntas con una  cantidad bastante generosa y lo dejé “actuar” una noche.

Una vez más confirmaba mis sospechas; inútil. Ya os enseñe en otro post los productos estrella para el cuidado de mi cabello. Y, teniendo las mascarillas de Schwarzkopf, este aceite “no le lleva ni a la suela de los zapatos”.

CIMG0363 El segundo producto es el borrador óptico de Garnier. No solamente no es borrador, si no que no tapa ni rojeces, ni manchas, ni rellena las arrugas, ni los poros, ni las líneas de expresión, ni los brillos, ni nada de nada. Y todo esto  en 5 segundos!  (Eso dice el producto).

He pensado en regalárselo a mi abuela por si se va de fiesta y que piensen que tiene 30 o 40 años y la dejen entrar en las discotecas. (Ironía)

Pensé que a lo mejor iría bien como pre base y ayudaría a que mi maquillaje durara más. Que ilusa.

Eso sí, no todo es malo. El tacto es de seda. He pensado en utilizarlo como crema de manos. (Bromeo)

Este producto especialmente me ha decepcionado bastante.

No sé qué me está pasando últimamente con Garnier pero no me están gustando sus productos. Garnier: renovarse o morir.

CIMG0364 Hace unos meses, volviendo a España de Bélgica me ofrecieron en el avión una oferta. Dos BB cream de L’OREAL junto con el corrector por 20 euros. No me dio tiempo ni a  pensármelo.

Más concretamente: la New NUDE MAGIQUE BB CREAM (que por cierto me encanta).

Pero no fue así con el corrector. No es que haya sido un desastre como los anteriores productos pero tampoco me ha salvado la vida tampoco.

Tengo bastantes ojeras y si hay productos en los que me gusta invertir son en los quita-ojeras. Por eso, cuando me maquillo me gusta que el producto que esté utilizando las tape bien o  por lo menos las disimule.

No es el caso de este quita-ojeras. Da lo mismo usarlo que no usarlo ya que el efecto es el mismo.

Por una parte me gusta. Rectifico, no es que me guste; me agrada.  Cuando tengo un evento importante, cuando salgo con mis amigas a dar una vuelta, etc. me gusta tener un efecto “buena cara”. Y tener ojeras no es que ayude especialmente.

Por eso no lo utilizo. A lo mejor si tenéis algún plan más desenfadado y no queréis maquillaros pero tampoco queréis venir como dios os trajo al mundo, sí que lo utilizaría.

CIMG0407 No sé si por costumbre o por agrado, pero siempre he utilizado las toallitas desmaquillantes del Mercadona (para piel normal-mixta, cara y ojos).

No obstante, después tengo que utilizar un tónico ya que con las toallitas no sale todo el maquillaje.  Y claro, entre la crema para los granitos, las exfoliantes, las mascarillas, el tónico, la crema hidratante, etc. acaba siendo todo un ritual chino. Eso sí,  cuando tengo prisa me salvan el pellejo.

Pensé en probar otras; mi gozo en un pozo.

No estoy segura si son toallitas desmaquillantes. Desde luego el paquete dice que sí. Pero claro, si las abro y están más secas que la mojama… pues una tiene sus dudas.

¿ Cómo se supone que retiran el maquillaje? Pensando en que podrían estar caducadas, me acerco al lugar donde las había comprado. ¿Cuál fue mi asombro? Son así. Las utilizaré para escribir los apuntes de la Universidad. Por eso de reciclar y no tirar nada.

Y hasta aquí el Post de hoy. Espero que os haya gustado u os sirva de ayuda.

Un besito muy dulce.

A.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s